desconexión consciente

Desconexión consciente

Han pasado las vacaciones de verano y aún no han llegado las de invierno... pero siempre nos quedarán, como Casablanca, los fines de semana. Son aquellos días en los que pretendemos desconectar. ¿Del trabajo? Bueno, siempre y cuando no se sea autónomo o el jefe no nos ponga "deberes" para acabar en casa. ¿De la familia? Harto improbable a no ser que cada miembro viva el fin de semana por su cuenta, pero posible si de lo que se...